Publicado: Mie, 26 de dic de 2012

Entregan juguetes de Navidad a más de 100 niños internados en Hospital Van Buren de Valparaíso

El alcalde Jorge Castro, como todos los años, repartió los regalos a menores que se encuentran gravemente enfermos o abandonados en el recinto asistencial.

Entrega de juguetes Hospital Van Buren (Foto: Municipalidad Valparaíso)

Entrega de juguetes Hospital Van Buren (Foto: Municipalidad Valparaíso)

A diferencia de muchas familias que viven una navidad en familia con ricas cenas y regalos, hay niños que viven la noche buena en un hospital gravemente enfermos e incluso algunos en completo abandono.

Realidades como ésta se pueden encontrar en el Hospital Carlos Van Buren, donde las tías, como llaman los niños a las enfermeras, y personas de manera particular, apadrinan a aquellos que sus padres han dejado de lado.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, no quiso estar ajeno a esta situación y como cada año en Noche Buena, se dio cita en el Hospital Carlos Van Buren para compartir con los niños internados, con sus familiares y funcionarios de turno.

El recorrido que comenzó a eso de las 21 horas por las unidades de pediatría, neonatología y maternidad del centro de salud, tiene por objetivo llevar alegría a aquellos que por enfermedad o trabajo deben pasar una fecha tan importante como lo es la Navidad, en el hospital.

En la ocasión, el jefe comunal porteño acompañado por el “Viejito Pascuero” un duende y el payaso “Cototín” repartió juguetes a más de 100 niños y niñas internados, brindándoles un grato momento de entretención con bromas, magia, dulces y regalos.

“Al igual que todos los años, nos hemos encontrado con el personal y con los niños que están hospitalizados y que por problemas de salud no fueron autorizados para pasar la fiesta en sus hogares con sus familias. Por eso les hemos venido a dar un momento de alegría que siempre nos llena de emoción porque conocemos realidades muy tristes como los niños abandonados. Es una iniciativa que es tradición y que la hacemos con mucho cariño”, expresó el alcalde Castro.

Sin duda, quienes más disfrutaron fueron los más pequeños, pues se mostraron sorprendidos y a la vez muy contentos con la visita de la autoridad comunal y de los personajes infantiles. Pero quienes también agradecieron el gesto del alcalde Castro, fueron los padres que se encontraban acompañando a sus hijos como Angélica Morales, cuyo hijo se encuentra en recuperación tras una operación al cerebro y los funcionarios.

“Me emocioné porque es un lindo gesto, que vengan a ver a los niños a dar un beso y un abrazo es destacable, y eso le da mucha fuerza a los niños y también a los padres. Yo con esto me voy feliz sabiendo que a pesar de estar delicado de salud, mi hijo tuvo una Noche Buena muy especial”, señaló Morales emocionada hasta las lágrimas.

Deja tu Comentario