Publicado: Mar, 2 de oct de 2012

Traumatólogos del Hospital de Quillota concretaron su renuncia

El Dr. Jorge Cáceres, jefe de la Unidad de Traumatología confirmó la medida del equipo médico de su unidad y reiteró que las condiciones no están dadas para entregar la atención que la dirección del establecimiento les quiso imponer, por ser una falta de respeto para las personas de la lista de espera, a quienes se les ofrecería una única atención.

Hospital San Martín de Quillota (Foto: SSVQ)

Hospital San Martín de Quillota (Foto: SSVQ)

Hasta la Unidad de Traumatología del Hospital San Martín de Quillota llegó el presidente del Colegio Médico de Valparaíso, Dr. Juan Eurolo, para conversar con los traumatólogos que presentaron formalmente su renuncia.

Antes de la cita con los especialistas, el presidente regional de la Orden se reunió con la directora del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, Dra. Margarita Estefan, quien manifestó su intención de reunirse con los traumatólogos del hospital quillotano. La oferta fue comunicada por el dirigente gremial a los especialistas, dejando en claro que el Colegio Médico no actúa de mediador, sino que defiende a los médicos.

Por su parte, el Dr. Jorge Cáceres, jefe de la Unidad de Traumatología del Hospital de Quillota confirmó la renuncia de todo el equipo médico de su unidad y reiteró que las condiciones no están dadas para entregar la atención que la dirección del establecimiento les quiso imponer. El profesional argumentó que atender las listas de espera en la forma en que se les impuso iría en desmedro de los actuales pacientes traumatológicos que llegan al establecimiento, además de ser una falta de respeto para las personas de la lista de espera, a quienes se les ofrecería una única atención.

El Dr. Cáceres explicó que la prioridad de la Unidad de Traumatología del hospital han sido siempre los pacientes con patologías traumatológicas de urgencia: fracturados, displasia de cadera, infecciones del aparato locomotor y pacientes con tumores; tal responsabilidad han tenido que asumirla dado que nos disponen de un servicio de urgencia traumatológica.

Por otro lado, el especialista aclaró que si bien la lista de espera son cerca de 3.600 interconsultas, éstas no serán responsabilidad del equipo traumatológico, y que la solución no pasa por sobrecargar a los especialistas, sino con una reingeniería del sistema y un necesario incremento de recursos.

Finalmente, consultado respecto de que esto esté pasando en otros establecimientos hospitalarios, el presidente del Colegio Médico Regional, Dr. Eurolo, sostuvo que le parecía “sospechoso” que haya una situación similar en el Hospital Van Buren, con el caso de los médicos otorrinos, y dijo creer que detrás de esta decisión hay sólo una intención por bajar las cifras de las listas de espera y no la entrega de una atención adecuada.

Finalmente, cabe mencionar que se espera agendar para esta misma semana la reunión entre la dirección del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota y los traumatólogos en conflicto.

Deja tu Comentario