Publicado: Lun, 21 de may de 2012

Sansanos repararán viviendas en La Matriz con material reciclado

Alumnos del Taller de Arquitectura de primer año manipularon tetrapacks para en el corto plazo revestir con él los hogares de varios ancianos en el barrio porteño.

(Foto: USM)

(Foto: USM)

Una loable iniciativa realizan la Universidad Santa María y la Iglesia La Matriz, trabajo que se vio reflejado en la pintura de varias fachadas en el tradicional barrio, inserto en el casco histórico de Valparaíso.

Aquella labor fue ejecutada, entre otros, por estudiantes de primer año de Arquitectura del plantel, en forma voluntaria, y ahora suma una nueva fase a través del ramo Taller de Arquitectura, donde asumieron una desafiante tarea: manipular planchas construidas en base a tetrapack, producidas por la ONG Phoenix Brik. Esto, con el objeto de poder revestir el interior de algunas viviendas en mal estado que se ubican en ese vecindario, pertenecientes especialmente a personas de la tercera edad y de escasos recursos.

“La idea es que vayan conociendo la materialidad y después ellos podrán ver si sirve para forrado interior, para construcción de muebles, etc.”, explicó Magglio Aranda, coordinador del proyecto USM-La Matriz.

Cerrando el ciclo

La profesora del Departamento de Arquitectura, Marion Koch, agregó que “este es el primer proyecto que hacen los estudiantes que termina en la formulación de un espacio determinado y para eso usamos este nuevo material para trabajar en forma de ensamblaje, porque no están usando ninguna clase de pegamento u otro material que sirva para este propósito”.

La docente Francisca Rodríguez opinó que “es súper interesante poder trabajar con materiales nuevos, cuando los estudiantes están entendiendo el ciclo de las cosas, porque no se están quedando sólo con algo que se bota, sino con algo que después se va a recuperar”.

Para los estudiantes ha sido toda una experiencia. “Me ayudó bastante trabajar con este material, porque es súper complejo de manipular. Es uno de los trabajos más difíciles que me ha tocado. Es un material muy difícil de cortar y es un desafío en ese sentido”, reconoció Sebastián Muñoz.